+34 985 200 010

info@codelof.com

C/ Uría, 48 1º B
33003 - Oviedo, Asturias

La CETM rechaza ‘nuevamente’ las 44 toneladas

La ampliación hasta las 44 toneladas de a Masa Máxima Autorizada (MMA) de los camiones, “afectaría gravemente a la viabilidad de las empresas de transporte”, según la patronal CETM.

Fuente: CDS

30 de julio de 2015

Logo de

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), quiere dejar constancia de su preocupación sobre la presión que está recibiendo el Gobierno, desde el ámbito de ciertos sectores empresariales, para que se amplíe la capacidad máxima de carga en el transporte de mercancías por carretera de 40 a 44 toneladas.

Para la patronal del transporte de mercancías por carretera, “el sector ha sido uno de los sectores más afectados por la crisis económica” por lo que la caída de la actividad y las pérdidas acumuladas desde el año 2008 “han supuesto un fuerte deterioro del tejido empresarial de nuestro sector y ha provocado la desaparición de más de 25.000 empresas y 100.000 empleos, situándonos en una condición de precariedad absoluta”.

En este contexto, entiende la CETM que ampliar hasta las 44 toneladas la Masa Máxima Autorizada (MMA) de los camiones, como pretenden interesadamente ciertos sectores de actividad, “afectaría gravemente a la viabilidad de las empresas de transporte”, tal y como ha reconocido en numerosos foros la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Efectos negativos

Desde la patronal del transporte de mercancías por carretera, se enumeran los principales efectos negativos que supondría una medida de este tipo, que son los siguientes:

♦  Elevados costes para adaptar la configuración técnica de la actual flota de camiones a las exigencias de pesos máximos por eje que requeriría la nueva normativa. Además, sin capacidad de financiación.

♦  El incremento de la oferta de transporte que se produciría de manera automática supondría un alto coste social derivado de la paralización de gran parte de la flota y el reajuste de las plantillas con la consecuente pérdida de puestos de trabajo.

♦  La presión de la demanda sobre una oferta sobredimensionada produciría un deterioro en las ya maltrechas cuentas de resultados de las empresas de transportes, incapaces de repercutir los costes, como un mayor consumo de combustible y neumáticos, mantenimiento, etc., que provocaría la puesta en marcha de esta medida.

♦  Acometer un incremento de pesos bajo una configuración más perjudicial para el firme de las carreteras, con una configuración de 44 toneladas en 5 ejes, supondría un deterioro acelerado de las infraestructuras, lo que exigiría mayores costes en reparación y mantenimiento de las mismas.

♦  Además, desde el punto de vista de la seguridad vial, un aumento de cuatro toneladas de MMA podría suponer un agravamiento de los siniestros en los que se viese implicado un vehículo industrial.

Volver a noticias
Icono flecha para subir