+34 985 200 010

info@codelof.com

C/ Uría, 48 1º B
33003 - Oviedo, Asturias

Detectan un camión con el tacógrafo de última generación manipulado.

El conductor falseaba los datos que llegaban al tacógrafo, que mostraba que efectuaba largos tiempos de descanso, cuando en realidad correspondían a tiempo de conducción.

Fuente: CDS

31 de julio de 2015

Logo de

El conductor falseaba los datos que llegaban al tacógrafo, mediante un mando a distancia.

Agentes de la Guardia Civil de Tráfico han detectado en la A-1 a su paso por Burgos un camión articulado al que se le había manipulado el tacógrafo, de último generación, con el fin de alterar los registros de las horas de conducción y descanso.

El vehículo, conjunto articulado de tractora y semirremolque, había salido desde Guipúzcoa con destino Jaén con una carga de pescado fresco. Una detallada inspección, que obligó a examinar toda la instalación eléctrica y demás conexiones que pudieran afectar al tacógrafo o al limitador de velocidad, permitió detectar una sofisticada modificación electrónica.

Con la ayuda de un mando a distancia, que accionaba a su voluntad, el conductor falseaba los datos que llegaban al tacógrafo, de forma que podía alargar la jornada al volante sin ser detectado a la hora de una posible inspección. La lectura de los tiempos de conducción y descanso registrados en el tacógrafo, mostraba que efectuaba largos tiempos de descanso, cuando en realidad correspondían a tiempo de conducción.

Muchas de las manipulaciones de tácografos tienen como misión intentar ocultar o falsear estos registros a los efectos de poder alargar la jornada laboral o permanecer más tiempo al volante. Este tipo de manipulaciones son difíciles de detectar y en este caso se ha descubierto un sistema sofisticado,  que se implanta en tacógrafos recién sacados al mercado. De hecho, se trata de la segunda manipulación de este tipo que se detecta en España.

Como consecuencia de la infracción detectada, el propietario del vehículo se enfrenta a dos posibles sanciones de hasta 4.001 euros cada una de ellas. Una por llevar instalado un sistema que afecta al correcto funcionamiento del tacógrafo y la segunda por otra manipulación que afecta al limitador de velocidad. Por su parte, el conductor del vehículo podría ser multado con 500 euros y la reducción de seis puntos del permiso de conducir.

Volver a noticias
Icono flecha para subir